En este momento estás viendo Mi pequeño gran Cronos. Parte III

Mi pequeño gran Cronos. Parte III

Mi pequeño gran Cronos. parte III

Una vez tomada la decisión de dejar a Cronos en un paddock junto a la manada mientras la testosterona baja, pasan 8 meses, tras los cuales pienso que es el momento de volver a probar la re introducción. Desafortunadamente no funciona y haciendo un gran esfuerzo emocional por mi parte decido trasladarlo por una temporada a La Corona Residencia equina.

Tener conciencia de lo que es mejor para nuestros caballos y de lo que podemos y no podemos ofrecerles es vital para su bienestar y para una relación saludable.

La Corona es un espacio muy amplio donde viven unos 70 caballos en libertad y donde Cronos pasa 8 meses. Durante este tiempo aprende las reglas sociales de los caballos. En Aura él era el macho fuerte y hacía que el resto hicieran lo que él quería a base de mordiscos y coces, sin respetar las señales de sus compañeros. Nadie mejor que otros caballos para enseñarle.

Ahora hay muchos caballos, caballos mayores en edad y en tamaño y ya no le es tan sencillo hacer lo que quiere. Ahora debe integrarse en un grupo muy grande, donde están con el instinto más despierto; impresionante como se adapta y cómo, mes a mes, voy notando cambios profundos en él.

La relación empieza a cambiar: en la que llego aprovecha para dormir, si se acerca algún caballo me expresa claramente qué quiere hacer, vamos a conocer nuevos caminos juntos, sin ramal, nos estiramos juntos en la hierba …. y cuando me marcho con el coche me acompaña hasta donde él puede. Siempre hablo de la comunicación corazón a corazón y de la relación entre especies, y él ha sido el caballo que me lo ha enseñado, con quien lo he descubierto, ya que me lo he tenido que ganar a pulso día a día.

Sin hablarle desde el corazón y sin escucharle desde el corazón todo esto habría sido inviable. Sólo así he podido dejar de lado mis necesidades y lo que yo quería versus lo que él necesitaba: llevar su potencia a la máxima expresión, hacer de macho jugando y midiéndose con otros, darse permiso para ser potro, robar alguna yegua a otros caballos ….

Y … 8 meses después siento que es el momento de volver a casa.

Volver a un espacio ampliado, con sus antiguos compañeros y con dos que no conoce: Estrella y Luna, y la vuelta !ha sido genial!. Todo es diferente y por supuesto el resultado también lo es.

Ahora, un mes y medio después veo un Cronos fuerte, valiente, respetuoso, atento y también dulce, muy dulce. En la imagen lo vemos con su gran amigo Paris. Ambos se han echado mucho de menos y desde el primer día de la vuelta que no paran de hacerse mimos, pastan juntos, duermen juntos, vigilan la peque juntos …

Puedes ver su evolución desde que son más oscuros hasta ahora que ya son prácticamente blancos.

Me derrito con los dos, están hermanados, son un equipo, lo han sido desde que Protectora ADE los rescató y para siempre estarán juntos.

De los 10 ángeles que me acompañan en mi camino de vida ellos son dos.

Os dejo links de las partes I y II:

https://www.auracoaching.cat/es/mi-pequeno-gran-cronos/

https://www.auracoaching.cat/es/mi-pequeno-gran-cronos-2/

Deja una respuesta