En este momento estás viendo Mi experiencia

Mi experiencia

¿Qué han hecho los caballos por mí?

Fui muy afortunada de poder vivir una etapa laboro-personal maravillosa, nos encontramos un grupo de fantásticos profesionales en la misma empresa, más o menos de la misma edad, solteros y sin compromisos, haciendo lo que más nos gustaba: vender y negociar.

En poco tiempo trabajábamos juntos, comíamos juntos, salíamos el fin de semana juntos …. Se crearon vínculos y relaciones de amistad muy bonitas. A los pocos años unos abandonaron la compañía, otros fueron despedidos y el grupo se fue disolviendo.  Sin darme cuenta poco a poco fuí refugiándome en el trabajo para suplir el vacío tan grande que fueron dejando estas maravillosas personas;  Mi vida se había convertido en trabajo, trabajo y trabajo, y empecé a tapar la carencia de sentimientos con cosas: comprarme un piso, un coche, ropa, viajes …

Al cabo de un tiempo, me daba cuenta de que por muchas cosas que comprase no era feliz y la única afición con la que disfrutaba era ir a la playa, claro, sólo en verano, ¿y qué hacer el resto del año?, tenía claro que era importante para mí hacer algo para la sociedad, alguna tarea social o algo por el estilo.

Empecé a rellenar solicitudes de voluntariado en diferentes ONG, hasta que finalmente a través de la Federación Catalana de Voluntariado empecé a hacer de voluntaria en una Entidad sin ánimo de lucro donde realizaban sesiones de Equinoterápia para niños con discapacidades graves; Nunca había sido voluntaria, nunca había trabajado con niños, nunca había tenido relación con la discapacidad ni tampoco conocía nada de caballos, aún así algo dentro de mí me dijo que adelante.

Las primeras semanas fueron muy duras hasta que empecé a abrir los ojos y empecé a ver el potencial que hay dentro de cada persona, sea como sea y le pase lo que le pase. Todos y cada uno de nosotros hacemos lo mejor que podemos y sabemos dentro de nuestras posibilidades y si cuentas con la ayuda de otras personas todos podemos ir más allá. En este caso estos niños no sólo tenían la ayuda de las monitoras y voluntari@s sino también había caballos!

Lo que he visto hacer a los caballos por l@s niñ@s no puede explicarse tan fácilmente, crean vínculos profundos, escuchan lo que sentimos y lo que pensamos; Sólo de observarlos te invaden emociones, la respiración se ralentizar, son calientes y suaves, su mirada limpia, la energía y potencia que les viene de serie …

Viví muchas experiencias y todas especiales, aunque la que más me impactó  fue una niña muy pequeña con un autismo grave, nos buscaba para que la lleváramos de la mano a donde estaba su caballo y su primera palabra fue “arre”; ese día …. wow!

Al poco tiempo de comenzar el voluntariado y habiendo bajado el ritmo en el trabajo, empecé a encontrarme mal, cada día un poco peor hasta no tener fuerzas. Llegó el momento de ir al médico y todos a correr: ¡siete meses de baja! En este tiempo pude meditar sobre lo hecho hasta el momento: trabajar mucho, comer mal, vida sedentaria … Además de familia y amigos, que me daban soporte emocional, los caballos eran mi ilusión por mejorar un poco cada día.

En ese momento empecé a saber que mi futuro personal y profesional estaría ligado a los caballos. Empecé a buscar cursos y clínics para aprender cómo son, cómo funcionan y cómo podía relacionarme mejor con ellos, después tenía que ver cómo unir lo que yo había hecho toda la vida (relacionarme con personas) con los caballos, y no fue hasta después de más de año, año y medio que lo tuve claro: Coaching con caballos.

Haciendo prácticas en diferentes centros llegué a Protectora Ade y empecé a conocer a caballos maltratados o abandonados o … Enseguida me enamoré de cada uno de ellos, todos diferentes y todos especiales.

He tenido que estudiar mucho y duro, dedicarme plenamente a los caballos y sacrificar algunas cosas importantes para mí, también he tomado decisiones que me han hecho sufrir mucho. De la mano de los caballos he modificado mis hábitos para tener una vida más sana que hace que me sienta mejor, he encontrado mi pasión que nada tenía que ver con lo que llevaba haciendo, he cambiado los tacones de 11 centímetros por botas , la ciudad por la montaña, he ampliado mi espacio vital y mi corazón late con más fuerza que nunca. Mis valores también han experimentado transformaciones, ya que mis antiguas creencias han sido sustituidas por nuevas, posibilitadas, enriquecedores, empoderadoras.

Ampliar la visión que tenía sobre mí y mi entorno y tener más perspectiva me proporciona alternativas que antes no veía y por tanto soy más libre.

Cuando estoy con ellos me siento limpia de alma, me siento alegre, con ganas de VIVIR; y … aquí estoy, con una manada de once miembros en un nuevo y apasionante viaje.

Os doy las gracias por dejarme compartir estas líneas con vosotros y doy las gracias a los médicos, familia y amigos que estuvieron y están a mi lado en los momentos difíciles, los maestros de quien tanto he aprendido, aprendo y aprenderé, y en cada persona que pasa por mi vida, siempre hay una experiencia u otra que te enseña nuevas realidades, tantas como personas somos en este mundo.

A día de hoy, con más de 9.000 horas realizadas entre procesos personales, grupos, equipos de trabajo y formaciones, habiendo creado mi propia metodología de trabajo aunando distintas disciplinas: Mindfulnes, PNL, Coaching, Constelaciones, Inteligencia emocional, comunicación no verbal…. ofreciendo sesiones más profundas, más intensas, más sanadoras.

Karin

Si quieres que te acompañemos wn tu reinvención personal y laboral solicita tu sesión presencial u Online por e-mail a aura@auracoaching.cat o por teléfono al 667 41 93 05 (Karin)

Fórmate con nosotros: formación.auracoaching.cat

Deja una respuesta